Importante noticia para nuestro Patrimonio Cultural.

José Fernández Perito Judicial Tasador Antiguedades, Arqueología y obras de Arte.

Medina Azahara YA es Patrimonio Mundial de la Unesco.

 

Edificio basilical del conjunto arqueológico de Medina Azahara. PACO PUENTES | EPV

El yacimiento de Medina Azahara es desde hoy Patrimonio Mundial de la Unesco. La ciudad ideal que Abderramán III soñó para su amada, Azahara –según la leyenda de la que reniegan los arqueólogos–, ha sumado a su singular historia de siglos el reconocimiento de la Unesco, que ha tomado su decisión esta mañana en Manama (Bahréin). Córdoba logra así atesorar cuatro lugares Patrimonio Mundial y España se sitúa como tercer país del mundo y segundo de Europa con más lugares inscritos (46), solo por detrás de China e Italia.

“Esto es una gran satisfacción para nosotros. Medina Azahara es un símbolo de tolerancia y de convivencia. Esta nominación es un ejemplo para seguir apostando por el patrimonio, porque invertir en patrimonio es invertir en el futuro”, ha comentado Miguel Ángel Vázquez, consejero de Cultura de la Junta de Andalucía y miembro de la delegación española que ha acudido al 42ª reunión del Comité de Patrimonio Mundial, tras conocerse la designación. “Este reconocimiento es un ejemplo para seguir apostando por el patrimonio, porque invertir en patrimonio es invertir en el futuro”, ha señalado. La alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, también presente en Manama, ha abundado en el ejemplo de respeto que fue la ciudad califal. “Cuidaremos de Medina Azahara como lo hemos hecho de la Mezquita. Esta inclusión es un ejemplo de que la convivencia de culturas ahora es tan importante como en el pasado”. La presidenta de la comunidad andaluza, Susana Díaz, se sumaba al entusiasmo de la delegación a través de Twitter. “Hoy en un gran día para Córdoba y Andalucía“, concluía su mensaje.

La alegría en Bahréin se ha desbordado en la propia Medina Azahara, donde desde el fin de semana se han congregado altos cargos de la Junta y del Ayuntamiento de Córdoba y los anteriores directores del complejo arqueológico, así como el actual, Alberto Montejo, que se ha implicado intensamente en todo el proceso para conseguir la designación de Patrimonio Mundial. La ciudad palatina abrirá sus puertas mañana a todos los visitantes para celebrar este reconocimiento.

“Técnicamente la candidatura era la más sólida”, señala Montejo. Esta distinción reconoce el singular valor arqueológico e histórico de la ciudad palatina, pero también es un acicate para el desarrollo de las investigaciones en las próximas décadas. “Este es un sitio excepcional por el grado de conservación y va a permitir poder seguir investigando en el futuro. Esta ciudad tiene 115 hectáreas de extensión y solo está excavado el 10%. Tenemos el 90% por investigar y el resultado no lo vamos a ver nosotros. Esto es un trabajo de generaciones de arqueólogos, de restauradores y arquitectos que tendrán que continuar”, explica entusiasmado Montejo.

Abderramán III comenzó la construcción de Medina Azahara en el 936. La leyenda atribuye su origen al amor, pero la realidad es siempre más prosaica. El califa quería mostrar al mundo la grandeza y superioridad de la dinastía Omeya y proyectó su deseo en esa ciudad a los pies de Sierra Morena, justo donde la montaña penetra en el valle del Guadalquivir. Abderramán III fundó una urbe nueva que fue testimonio de una cultura que desapareció en su periodo de esplendor.

Las guerras intestinas en el seno de Al-Andalus la redujeron a ruinas solo 70 años después de su creación. Una ciudad efímera pero que ha llegado a nuestros días intacta -nunca se ha construido sobre ella-, convirtiéndose en una evidencia física del Califato de Córdoba, algo único en Occidente. “Es un banco de investigación arqueológica histórica para recuperar la arquitectura, el arte, la jardinería… aspectos que pueden dar a conocer cómo era una ciudad califal, cómo se construía, cómo se pensaba en esa época”, indica Montejo.

Pese a su singularidad y belleza, los muros, palacios y mosaicos que encierra Medina Azahara son bastante desconocidos. El atractivo arrebatador de la Mezquita y la mala comunicación entre la capital cordobesa y el enclave (6 kilómetros de distancia sin medios de transporte que hagan rutas periódicas) complican la llegada. Frente a los dos millones de personas que visitan anualmente la Mezquita-Catedral, solo una media de 185.000 se pasea por las calles de la ciudad califal. “El que tiene interés viene, como pueda”, señala Montejo. “Pero el gran público es el que no se acerca, porque no está dentro de la ruta turística de la ciudad de Córdoba. Nosotros queremos que vengan a Medina Azahara”, sostiene.

La designación como Patrimonio Mundial cambiará esta circunstancia. Está demostrado que cuando un sitio recibe esta distinción, entre los tres y seis meses posteriores se produce un incremento significativo de las visitas. Medina Azahara está preparada para esta nueva coyuntura turística. “El año pasado tuvimos 186.000 visitantes, pero en 2001, cuando se desarrolló la exposición sobre el esplendor de los Omeyas, recibimos casi 400.000”, explica Montejo. Desde la Junta recuerdan que Andalucía no sufre los problemas de turismo masivo de otros lugares de España. “Nosotros promovemos un turismo de calidad y sostenible, queremos que las visitas sean agradables y por eso hemos puesto límites en los accesos a la Alhambra, aunque no hemos detectado esa amenaza en Medina Azahara”, señala Vázquez.

Con la decisión de la Unesco, Córdoba suma un nuevo sitio Patrimonio Mundial de la Unesco a los que ya atesora –Mezquita-Catedral, Judería y casco antiguo y Fiesta de los Patios (además de su participación en los de Flamenco y comida mediterránea, Patrimonios Inmateriales)–. Su alcaldesa, la socialista Isabel Ambrosio, asume el reto que esto supone para la ciudad: “Sumar cuatro declaraciones de patrimonio mundial es ser un referente a nivel internacional en uno de los sectores más exigentes como es el del turismo cultural y patrimonial, eso nos obliga a extremar las medidas de protección, conservación y difusión de esos bienes, además de ponerlos en valor para la ciudad para que los cordobeses lo vean como la oportunidad que son”.

La candidatura de Medina Azahara ha contado con un fuerte apoyo ciudadano, espoleado las últimas semanas a través del Hashtag #EstoyConMedina, y este fin de semana con un libro de visitas que se ha colocado en las instalaciones del Museo del complejo arqueológico. Pero el respaldo no puede terminar aquí. “Pido a los ciudadanos que no se queden solo en el hashtag, sino que se impliquen más en el yacimiento y vengan a vernos y a conocer la ciudad y que participe en las actividades”, reclama Montejo.

Los salones refinados, las frágiles arquerías, las delicadas filigranas de sus capiteles o las calles laberínticas que asoman en Medina Azara representan solo un 10% de lo que fue esta imponente urbe. Queda un 90% de secretos por descubrir, un trabajo de generaciones que apuntalará el futuro de una ciudad que fue destruida siete décadas después de su fundación, fruto de las luchas que acabaron con la dinastía Omeya, pero cuyo esplendor ha perdurado a través del tiempo y ahora ya es Patrimonio Mundial.

 

Fuente: https://elpais.com/cultura/2018/07/01/actualidad/1530429696_873094.html

José Fernández, Perito Judicial tasador de Antiguedades. No sabes que hacer en estas vacaciones ??

José Fernández, Perito Judicial tasador de Antiguedades. No sabes que hacer en estas vacaciones ??

Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera.

Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera

 

El Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera, Patrimonio Mundial de la Unesco, lo conforman los Dólmenes de MengaViera y El Romeral en AntequeraMálaga, y es considerado como uno de los mejores y más conocidos exponentes del megalitismo europeo. Los megalitos constituyen las primeras formas de arquitectura monumental en la Prehistoria europea, desarrollándose, de acuerdo con los datos actualmente disponibles, desde comienzos del V milenio antes de nuestra era, período Neolítico, hace unos 6.500 años.

Ya en 1886 fue declarado Monumento Nacional, el Dolmen de Menga y en 1923, el Dolmen de Viera. El Tholos de El Romeral pertenece al Tesoro Artístico Arqueológico Nacional desde 1926 y en 1931 fue declarado Monumento Histórico-Artístico. Recientemente, mediante el Decreto 25/2009, de 27 de enero, el ámbito arqueológico de los Dólmenes de Antequera se inscribió en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, con la tipología de Zona Arqueológica. Dependientes de la Consejería de Cultura, siendo Unidad Administrativa desde 1986, en el año 2010 aparece el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera como servicio administrativo con gestión diferenciada.

Información general

Horario

Del 1 de enero al 31 de marzo y del 16 de septiembre al 31 de diciembre:

De martes a sábado, de 09:00 a 18:00 h.
Domingo, festivos y lunes víspera de festivo, de 09:00 a 15:00 h.
Lunes (no festivos): cerrado.

Del 1 de abril al 15 de junio:

De martes a sábado, de 09:00 a 20:00 h.
Domingo, festivos y lunes víspera de festivo, de 09:00 a 15:00 h.
Lunes (no festivos): cerrado.

Verano (16 de junio al 15 de septiembre):

De martes a domingo, festivos y lunes víspera de festivos, de 09:00 a 15:00 h.
Lunes (no festivos): cerrado.

Los museos y conjuntos arqueológicos y monumentales abrirán todos los festivos, incluidos los locales, con excepción del 1 y 6 de enero, 1 de mayo y 24, 25 y 31 de diciembre.

Precios

Gratuito.

Más información

El acceso al Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera finaliza treinta minutos antes del horario de cierre. La entrada con el servicio de visitas guiadas gratuitas debe concertarse, por recomendación, con antelación vía teléfono o email.

Servicios e Infraestructuras

Guía IntérpreteEdificio históricoParking

Servicios para discapacitados

Accesible para discapacitadosAccesible para discapacitados

Información de contacto

José Fernández Perito en arqueología. la religión en el Paleolítico.

José Fernández  Perito en arqueología. la religión en el Paleolítico.blancmans0Actualmente ya nadie duda del significado simbólico de las pinturas rupestres, aunque, por otro lado, sea imposible conocer su función exacta. Sin embargo, parece claro que la mentalidad del hombre del paleolítico era mucho más compleja de lo que se creyó al principio de las investigaciones sobre el arte rupestre. Por ello, el énfasis que un primer momento se dio al sentimiento mágico, se trasladó más tarde al pensamiento simbólico. Las imágenes que aparecen pintadas en las paredes de las cuevas no sólo tendrían una función mágica inmediata, como pudiera ser la de convocar al espíritu de la manada en una expedición de caza, sino que, además, parece que lo representado podía simbolizar ideas más complejas, a nivel de representaciones de ideas inmateriales mediante unas formas materiales. De este modo, cada imagen podría tener múltiples significados, si bien todos ellos se referirían de una forma u otra al mundo de los espíritus. En este sentido y según la idea propuesta por Mircea Eliade y recogida por el propio  Lewis-Williams de que las religiones paleolíticas podrían ser chamánicas, debe tenerse en cuenta que la base del chamanismo se halla precisamente en la creencia en otros reinos, en unos mundos estratificados de los cuales uno se halla por encima y otro por debajo de la superficie del mundo habitado: “El cielo arriba, el infierno abajo, y la desasosegada humanidad en medio”. En el arte rupestre se representaban las experiencias subterráneas y de vuelo de los primitivos chamanes, pero también los ritos de curación que se producían, y todavía se producen en según qué tradiciones, mediante la imposición de manos. El rasgo más importante del chamanismo sería la obtención de visiones de estos mundos invisibles y la obtención de poderes a partir de ellos, las imágenes dibujadas en las cuevas, tendrían pues una doble función: la de facilitar nuevas visiones y acceder a los poderes a través de la pared de la cueva que sería una suerte de “velo” que separaría y al tiempo que uniría el mundo espiritual y el material Los colores empleados también son significativos, así por ejemplo el color rojo se encontraba en un pigmento que debía calentarse al rojo vivo y que después se mezclaba con sangre como todavía sucede con tribus de África, donde pervive la creencia que la sangre contiene “poder”, de modo que las pinturas así realizadas se convierten en “depósitos de poder”. Al danzar ritualmente cerca de ellas, el poder que contienen penetra en los danzantes. Lewis-Williams explica que una anciana que vivía al sur de las Drakensberg le contó que aún ahora podía extraer poder de algunas imágenes. Decía que si “una buena persona” colocaba las manos sobre las pinturas, el poder encerrado en ellas fluía hacia esta persona, mientras que si esta operación la hacía “una mala persona” su mano quedaría adherida a la roca y se consumiría hasta morir. La importancia que podía tener el hecho ritual de tocar las pinturas la confirma las manchas de pintura y los “halos” que se observan alrededor de las figuras y las huellas de las manos, además podrían relacionarse con el acto ritual de tocar la roca.

José Fernández Perito Tasador de Antiguedades.

Descubierto un espléndido tesoro Español medieval en la abadía de Cluny (Francia)

El tesoro medieval del siglo XII incluye más de 2.200 deniers de plata y óbolos, 21 dinares islámicos de oro acuñados en España y Marruecos y un anillo de oro de sellar

Hallazgo arqueológico

El tesoro ha sido descubierto en la abadía de Cluny durante una campaña arqueológica que comenzó a mediados de septiembre y duró hasta finales de octubre de 2017.

tesorocluny9. Hallazgo arqueológico

Foto: Anne Baud-Anne Flammin-Laboratoire Archéologie et archéométrie

Dinares islámicos

Dinares islámicos de oro acuñados entre 1121 y 1131 en España y Marruecos.

tesorocluny2. Piezas halladas en el interior del fardo

Dinar islámico

Dinar islámico de oro.

Un espléndido tesoro medieval del siglo XII, que incluye 21 dinares islámicos de oro acuñados entre 1121 y 1131 en España y Marruecos, ha sido descubierto durante unas excavaciones arqueológicas en la abadía de Cluny (Francia), que fue una de las abadías más grandes de Europa occidental durante la Edad Media, según explicó ayer en un comunicado el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) de Francia. La campaña arqueológica, que comenzó a mediados de septiembre y duró hasta finales de octubre, ha sido dirigida por Anne Baud y Anne Flammin y en ella han participado estudiantes de la Universidad Lumière Lyon 2 e investigadores de la Maison de l’Orient et de la Méditerranée Jean Pouilloux.

¿Cómo acabaron enterrados en Cluny unos dinares islámicos acuñados en España y Marruecos?

El tesoro descubierto está formado por las siguientes piezas: más de 2.200 deniers de plata y óbolos en una bolsa de tela, principalmente acuñados en la abadía de Cluny y que probablemente datan de la primera mitad del siglo XII; un fardo de piel curtida entre las monedas de plata, cerrado con un nudo y que incluía los 21 dinares islámicos de oro, del reinado del emir almorávide Alí ibn Yúsuf (1106-1143), un anillo de oro de sellar con la representación de un dios y una inscripción, posiblemente de la primera mitad del siglo XII, una hoja doblada de pan de oro, de 24 gramos de peso y depositada en el interior de una caja, y un pequeño objeto circular de oro. Todavía hay muchas preguntas por responder: ¿a quién perteneció el tesoro?, ¿cómo acabaron enterrados en Cluny unos dinares islámicos acuñados en España y Marruecos?, ¿por qué fue enterrado el tesoro y por qué en ese mismo lugar?

Fuente: http://www.nationalgeographic.com.es