José Fernández Perito en arqueología. la religión en el Paleolítico.

José Fernández  Perito en arqueología. la religión en el Paleolítico.blancmans0Actualmente ya nadie duda del significado simbólico de las pinturas rupestres, aunque, por otro lado, sea imposible conocer su función exacta. Sin embargo, parece claro que la mentalidad del hombre del paleolítico era mucho más compleja de lo que se creyó al principio de las investigaciones sobre el arte rupestre. Por ello, el énfasis que un primer momento se dio al sentimiento mágico, se trasladó más tarde al pensamiento simbólico. Las imágenes que aparecen pintadas en las paredes de las cuevas no sólo tendrían una función mágica inmediata, como pudiera ser la de convocar al espíritu de la manada en una expedición de caza, sino que, además, parece que lo representado podía simbolizar ideas más complejas, a nivel de representaciones de ideas inmateriales mediante unas formas materiales. De este modo, cada imagen podría tener múltiples significados, si bien todos ellos se referirían de una forma u otra al mundo de los espíritus. En este sentido y según la idea propuesta por Mircea Eliade y recogida por el propio  Lewis-Williams de que las religiones paleolíticas podrían ser chamánicas, debe tenerse en cuenta que la base del chamanismo se halla precisamente en la creencia en otros reinos, en unos mundos estratificados de los cuales uno se halla por encima y otro por debajo de la superficie del mundo habitado: “El cielo arriba, el infierno abajo, y la desasosegada humanidad en medio”. En el arte rupestre se representaban las experiencias subterráneas y de vuelo de los primitivos chamanes, pero también los ritos de curación que se producían, y todavía se producen en según qué tradiciones, mediante la imposición de manos. El rasgo más importante del chamanismo sería la obtención de visiones de estos mundos invisibles y la obtención de poderes a partir de ellos, las imágenes dibujadas en las cuevas, tendrían pues una doble función: la de facilitar nuevas visiones y acceder a los poderes a través de la pared de la cueva que sería una suerte de “velo” que separaría y al tiempo que uniría el mundo espiritual y el material Los colores empleados también son significativos, así por ejemplo el color rojo se encontraba en un pigmento que debía calentarse al rojo vivo y que después se mezclaba con sangre como todavía sucede con tribus de África, donde pervive la creencia que la sangre contiene “poder”, de modo que las pinturas así realizadas se convierten en “depósitos de poder”. Al danzar ritualmente cerca de ellas, el poder que contienen penetra en los danzantes. Lewis-Williams explica que una anciana que vivía al sur de las Drakensberg le contó que aún ahora podía extraer poder de algunas imágenes. Decía que si “una buena persona” colocaba las manos sobre las pinturas, el poder encerrado en ellas fluía hacia esta persona, mientras que si esta operación la hacía “una mala persona” su mano quedaría adherida a la roca y se consumiría hasta morir. La importancia que podía tener el hecho ritual de tocar las pinturas la confirma las manchas de pintura y los “halos” que se observan alrededor de las figuras y las huellas de las manos, además podrían relacionarse con el acto ritual de tocar la roca.

Anuncios

José Fernández Perito Tasador de Antiguedades.

Descubierto un espléndido tesoro Español medieval en la abadía de Cluny (Francia)

El tesoro medieval del siglo XII incluye más de 2.200 deniers de plata y óbolos, 21 dinares islámicos de oro acuñados en España y Marruecos y un anillo de oro de sellar

Hallazgo arqueológico

El tesoro ha sido descubierto en la abadía de Cluny durante una campaña arqueológica que comenzó a mediados de septiembre y duró hasta finales de octubre de 2017.

tesorocluny9. Hallazgo arqueológico

Foto: Anne Baud-Anne Flammin-Laboratoire Archéologie et archéométrie

Dinares islámicos

Dinares islámicos de oro acuñados entre 1121 y 1131 en España y Marruecos.

tesorocluny2. Piezas halladas en el interior del fardo

Dinar islámico

Dinar islámico de oro.

Un espléndido tesoro medieval del siglo XII, que incluye 21 dinares islámicos de oro acuñados entre 1121 y 1131 en España y Marruecos, ha sido descubierto durante unas excavaciones arqueológicas en la abadía de Cluny (Francia), que fue una de las abadías más grandes de Europa occidental durante la Edad Media, según explicó ayer en un comunicado el Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS) de Francia. La campaña arqueológica, que comenzó a mediados de septiembre y duró hasta finales de octubre, ha sido dirigida por Anne Baud y Anne Flammin y en ella han participado estudiantes de la Universidad Lumière Lyon 2 e investigadores de la Maison de l’Orient et de la Méditerranée Jean Pouilloux.

¿Cómo acabaron enterrados en Cluny unos dinares islámicos acuñados en España y Marruecos?

El tesoro descubierto está formado por las siguientes piezas: más de 2.200 deniers de plata y óbolos en una bolsa de tela, principalmente acuñados en la abadía de Cluny y que probablemente datan de la primera mitad del siglo XII; un fardo de piel curtida entre las monedas de plata, cerrado con un nudo y que incluía los 21 dinares islámicos de oro, del reinado del emir almorávide Alí ibn Yúsuf (1106-1143), un anillo de oro de sellar con la representación de un dios y una inscripción, posiblemente de la primera mitad del siglo XII, una hoja doblada de pan de oro, de 24 gramos de peso y depositada en el interior de una caja, y un pequeño objeto circular de oro. Todavía hay muchas preguntas por responder: ¿a quién perteneció el tesoro?, ¿cómo acabaron enterrados en Cluny unos dinares islámicos acuñados en España y Marruecos?, ¿por qué fue enterrado el tesoro y por qué en ese mismo lugar?

Fuente: http://www.nationalgeographic.com.es

Ncccoins los reales columnarios y de busto.

NCCCOINS LOS REALES COLUMNARIOS Y DE BUSTO.

SELLO EN SECO

NCCCOINS LOS REALES COLUMNARIOS Y DE BUSTO (1732-1788).

Resultado de imagen de columnario

 

Por la Real Cédula de junio de 1728, la moneda habitual de plata española en América fue llamada “real fuerte columnario” o también “columnario de mundos y mares” y comenzó a acuñarse en México en 1732, en sus valores nominales de ½ real, 1 real, 2 reales, 4 reales y 8 reales. Éste tipo de moneda y particularmente el real de a 8 se difundió en el comercio de todo el mundo conocida como “Pillar Dollar” o “Spanish Dollar” o “Piastra Spagnola” y le viene dado por su reverso, que representa sobre el mar, los dos hemisférios adosados bajo la corona y entre las columnas de Hércules con bandas que las rodean y la inscripción ‘Plus Ultra’ y bordeando la moneda el lema UTRAQUE UNUM (Ambos son Uno). Su módulo era de 39,20 mm. de diámetro y entre 27,059 y 26,953 g. de peso, que corresponde a una talla de 68 reales en la unidad de peso del marco castellano y con una fineza de 916,666 milésimas de plata (en el sistema antiguo, 11 dineros)

 

 

LOS REALES DE CARLOS III DE “REAL BUSTO”

Resultado de imagen de 8 reales carlos iii

Por la Pragmática de mayo de 1772, la moneda de plata que viene a sustituir en Las Indias  al “columnario de mundos y mares”, es la que llamamos “de Real Busto, vestido a la heroica con Clámide y Laurel…” y que comenzó  acuñarse en las distintas cecas americanas, en 1772 en sus valores nominales de ½ real, 1 real, 2 reales, 4 reales y 8 reales. Siendo común el anverso de “Real Busto” en todas las monedas, la diferencia entre americanas y peninsulares estriba en que en las peninsulares será “…mi Real Busto desnudo, con una especie de manto real” es decir “civil” a diferencia del busto “militar” de las indianas. En el reverso la diferencia estriba en las columnas de Hércules que siguen figurando en las labradas en América y no así en las labradas en las cecas peninsulares.

No solamente cambió el diseño de las monedas, sino que también lo hizo su contenido en plata fina que pasó a ser de 902,7 milésimas (10 dineros y 20 granos) en las americanas y de 812,5 milésimas (9 dineros y 18 granos) en las provinciales, sin variación en su talla.

 

 

SELLO EN SECO

Mi nueva y fascinante especialidad como Perito judicial calígrafo.

En fase de mi nueva y fascinante especialidad como Perito judicial calígrafo.

img

 

Dentro del mundo antiguo , la escritura de las lenguas muertas y el descifrado de las mismas , una de mis mayores inquietudes.

La profesión de perito calígrafo ha pasado desapercibida en los últimos años, pero con los últimos acontecimientos políticos acontecidos en nuestro país, y especialmente a raíz del caso Bárcenas, ha salido a la luz, levantando una gran curiosidad entre la población.

En España hay tan solo un centenar de peritos calígrafos, según Silvia Novoa, presidenta de la Asociación Nacional de Peritos Calígrafos Independientes. La mayoría de ellos trabajan en la Policía Científica.

El título de perito calígrafo judicial homologa para dictaminar la autenticidad o falsedad de la escritura en manuscritos, firmas y rúbricas, normalmente en contratos, albaranes, cheques, letras de cambio, notas testamentarias, votos por correo, cartas, anónimos o pintadas. Sin embargo, y como estamos viendo, también son solicitados por la Justicia para poder emitir dictámenes judiciales sobre la autoría gráfica de un escrito.

José Fernández Perito Judicial en arqueologia y tasador de antiguedades.

José Fernández Perito Judicial en arqueologia y tasador de antiguedades.

Un viaje a nuestro pasado

CUEVA DEL TORO, Benalmadena, Málaga

La cueva esta ubicada en el monte Calamorro, a 500 mts sobre el nivel del mar, se encuentra a los pies de un farallón rocoso. La cueva fue descubierta en 1.969 por un vecino de Benalmadena, varios años mas tarde M.Giménez Gómez y J.Fortea Pérez realizaron los primeros estudios, desvelando en su interior pinturas rupestre. Según el estudio que realizaron el panel principal esta compuesto por un bóvido acéfalo y puntos negros (hoy en día todo el panel donde se encuentra esta lleno de grafitis), el resto de pinturas son puntos y pequeños trazos en color rojizo.

En nuestra visita inspeccionamos la cavidad intentando localizar y fotografiar todas las zonas donde se hayan las pinturas. El estado general de las pinturas es delicado, pues la mano de desaprensivos ha llenado de graffitis casi todos los paneles donde se localizan las figuras.

Panel principal donde se encuentra el bóvido acéfalo y los puntos negros, ademas de las pintadas con pintura negra sobre el panel rupestre.

Fotografía tratada digitalmente para borrar las pintadas.

Gracias a los programas informáticos en esta foto podemos observar el panel tal como era sin los graffitis, el estado de conservación de las pinturas es malo debido a la capa de calcita que los cubre, el panel donde se encuentra el bóvido acéfalo y los puntos negros no tiene ninguna protección contra los medios climáticos (humedad, agua de lluvia, etc), sin contar la de los desaprensivos que pueden acceder ala cueva sin ningún problema pues aunque tenga una reja con puerta y su llave se puede acceder por la parte izquierda de la misma ya que esta arrancada. Pienso que dado el valor artístico que se le otorga a dicha cavidad, el Ayuntamiento debería mantener la reja de acceso, para tener una entrada controlada, si no con el tiempo y la mano del hombre desaparecerán las pinturas parietales.

Composición y degradación de la roca.

Las formaciones rocosas que conforman la cueva del Toro son del tipo mármol dolomítico muy puro, en la superficie de la piedra se han encontrado importantes cantidades de fe (hierro).

Los problemas que encontramos en las pinturas con el soporte que las sustentan son:
– La roca se encuentra húmeda por el agua que circula por los poros de la roca.
– La descamación de la roca con los desprendimiento de plaquetas de roca arrastrando consigo la pintura que en ella se encuentra.
– El hundimiento o desprendimiento de bloques donde se han podido encontrar pinturas.
– Las concreciones químicas de calcio cubren las paredes recubriendo las pinturas.
– Microorganismos e invertebrados como aracnidos, murcielagos ademas de los hongos y bacterias.
– Y por ultimo la mano del hombre.

Las Pinturas Rupestre de la Cueva del Toro.

A continuación expongo las fotografías con las pinturas que pudimos ver en la cueva, alguna de ellas están tratadas digital mente para mejorar su visión, debido a su mala conservación no serian apreciables al ojo humano.

La pinturas rupestres se distribuyen en varios grupos por toda la cueva.

Cuadro Cronológico de A.Leroi-Gourhan.

– Grupo I (F.1) el panel de bóvido acéfalo color rojo intenso y puntuaciones color negro que no se aprecian bien. La figura del bóvido tiene bien marcada la curva cérvico dorsal y la zona de la mandíbula inferior, los cuartos traseros están iniciados, pero le falta el dibujo de la cabeza. Esta figura que según los estudios la podemos enmarcar en el periodo Solutrense (26.000-16.500 a.n.e.) del Paleolítico superior. Las dimensiones aproximadas del bóvido son de 55 x 45 cms. Estilo II-II según A.Leroi- Gourhan.
– Grupo II (F.2) panel de la entrada donde encontramos trazos verticales paralelos entre si, de color rojizo. Aunque para mi, diría que es oxido de hierro que corre por una colada estalacmitica que se forma desde el techo.
– Grupo III, (F.3-F.4-F.5-F.6) formado por el resto de trazos dispersos, puntuaciones, pequeños trazos y figuras sin definir.
En mi opinión los grupos II y III, puntos y trazos, también podrían estar enmarcado en un periodo mas actual que el Solutrense por la similitud con las pinturas esquemáticas del Calcolítico o Bronce, (arte Levantino y arte Sureño).

Detalle del bóvido acéfalo. (F-.1)
Calco  realizado por Fortea y Gimenez. 72-73.

En esta foto se ha delimitado todo el perfil del bóvido acéfalo y remarcado los puntos negros en la zona delantera, para su mejor apreciación, pues la capa de calcita y la mano del hombre hacen que ya prácticamente no se aprecien.

Grupo II. Trazos paralelos en la entrada. (F-.2).
Trazos remarcados.
Punto rojizo, (F.3).
Varias puntuaciones color rojizo (F.4).
Punto aislado color rojizo (F.5).
Las flechas nos indican donde podemos ver varios trazos y puntos rojizos (F.6).


La Cueva.

Planta de la cueva, dibujo de Fortea y Gimenez. 1972-73.

La entrada a la cueva es a través de un angosto paso de unos 2 mts de ancho por unos 0,95 mts de altura, la entrada tiene colocada una reja que en su parte izquierda esta rota permitiendo el acceso.
En la mayor parte del piso de la cavidad encontramos gran cantidad de sedimentos, a simple vista se observa que en algunos puntos puede llegar a tener una sección de mas de un metro, se aprecian signos de expolio en varias zonas de la cueva.

A continuación una serie de fotografías de las distintas salas y partes de la cueva, realizadas el día 25/02/14.

Bibliografia:

– JAVIER FORTEA PÉREZ y MANUEL GIMÉNEZ GÓMEZ, La Cueva del Toro, Nueva Estación Malagueña con Arte Paleolítico. 1972.
– Pinturas rupestres de la Cueva del Toro, Periodo Solutrense-Magdaleniense, Benalmadena, Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico, 2005.
– La Pintura Rupestre Esquemática en España, Pilar Acosta. Martinez, 1968.

Agradecimiento por la información al Blog:
caminandoporlaprehistoria.blogspot.com.es